Xalapa | Lo que no sabías de Xalapa | Leyendas


EL RECADO DEL FANTASMA

Don Silvestre López vivió hace muchos años por la garita de la Cruz de La Misión, y trabajaba de velador en la Calle Real. Todas las tardes partía puntualmente a cumplir su labor. Tenía fama de ser muy honrado y responsable.

Una noche de espesa niebla; regresaba a su hogar porque le avisaron que su esposa enfermó repentinamente, cuando se le apareció un ensabanado al que distinguió por sus ojos que arrojaban llamaradas, acentuando la fuerte luz de la lámpara. Le dijo que hacía mucho tiempo lo estaba esperando con un recado especial:

-Debes ir al a Ciudad de México y comprar un terreno para construir ahí una capilla.

El fantasma le daría cinco cofres repletos de joyas, cuatro para él y uno para levantar la iglesia. El hombre, confundido, le respondió que así lo haría, seguramente tentado por la riqueza.

Al otro día, Silvestre López, pensando mejor las cosas, decidió no realizar lo prometido. Cambió la ruta por la que acostumbraba a volver a su casa para no encontrarse nuevamente con el ensabanado. Sin embargo, una noche también de niebla, tocaron en su vivienda fuertemente, éste abrió extrañado y que va viendo al fantasma, quien le exigió cumplir con el trato. Don Silvestre le explicó sumiso la determinación que había tomado; esto enfureció tanto al espectro, que lo amenazó con matara a su familia si no se atenía al pacto. Él no creyó, pero al poco tiempo murieron la esposa y dos hijos. Silvestre, aterrado, se fue a vivir a otra población, convencido de salvarse. No obstante, la aparición siempre lo perseguía con el mismo recado.

 

 

Bibliografía: Espejo, A. (2011). Historias, cuentos y leyendas de Xalapa. 3rd ed. Xalapa, Ver., Mex.: H. Ayuntamiento de Xalapa, Ver., pp.135, 136.