Xalapa | Lo que no sabías de Xalapa | Leyendas


A LA SALIDA DEL CINE RADIO

Hace aproximadamente treinta y cinco años, un joven llamado Chemo invitó a su amigo Alfonso al cine, pero éste por su trabajo no pudo. Una semana después, Alfonso fue a visitar a su compañero porqué le dijeron que estaba enfermo. Al llegar a la cada de Chemo, lo recibió su madre profundamente preocupada y le preguntó si él sabía lo que había ocurrido en realidad. La respuesta de Alfonso fue un no y entró al cuarto del enfermo, donde éste le contó lo sucedido:

– Después de que te invité me vine a comer, me bañé y me fui al cine a ver una película de “viejas”. Saliendo del cine Radio, como a las nueve de la noche, decidí caminar para ver si podía quitarme de la mente a aquellas mujeres. La neblina estaba baja y espesa, hacía mucho frió.  Al llegar a la calle Poeta Jesús Díaz vi a una mujer que se deslizaba suavemente sobre el empedrado; la seguí y la llamé, pero no volteaba, hasta que logré emparejar el paso al de ella; le quería tocar el hombro cuando volteó, y con una sonrisa espeluznante me miró con su horrible cara de mula.

Un escalofrió me recorrió la espalda. Como pude corrí a mi casa, entré temblando y sudando. Apenas hoy puedo comer y platicar. El aspecto de esa mujer es horrible.

 

Bibliografía: Espejo, A. (2011). Historias, cuentos y leyendas de Xalapa. 3rd ed. Xalapa, Ver., Mex.: H. Ayuntamiento de Xalapa, Ver., pp. 150, 151.